Rockdrigo González

Es un poco difícil hacer historia de un mítico ícono del rock urbano de México, este cantautor a quien muchos lo catalogan como el compositor original de la canción del metro balderas y de otras interpretaciones de Alejandro Lora o del TRI,  es un simbolo del canto a la urbe.

Fallecido como casi todos saben en el sismo de 1985, creó un estilo y un género que algunos han seguido con pasión.

Incluso Amaury Gutierrez, afamado trovador ha interpretado sus canciones.

Últimamente regresa su nombre a espacios y pantallas gracias a que su hija (Amandititita) diera a conocer su paternidad y que hasta los locutores o presentadores de las cadenas televisivas le hablen o hagan referencia de su padre, (que es muy difícil que siquiera hayan comprado o conseguido uno de sus discos) y de su fallecimiento.

WIkipedia ha recopilado información de Rockdrigo, misma que ponemos a su alcance y como en todas las páginas, pueden ustedes dejarnos comentarios e información del padre del rock urbano.

Rodrigo González (Tampico, Tamaulipas, 25 de diciembre de 1950ciudad de México, 19 de septiembre de 1985) fue un músico mexicano conocido con el sobrenombre de “Rockdrigo“. Nació en el estado de Tamaulipas y radicó en la ciudad de México durante los últimos años de su vida. Es considerado el principal exponente del Movimiento Rupestre, un núcleo de artistas importante para la historia del rock mexicano. Recientemente su hija Amanda Lalena inició actividad musical bajo el pseudónimo de Amandititita.

Breve nota biográfica

Rockdrigo nació en la colonia Altavista de la ciudad de Tampico, Tamaulipas, siendo su padre el ingeniero naval Manuel González Sámano y su madre la señora Angelina Guzmán. Estudió en los colegios Federico Froebel y Félix de Jesús Rougier. Durante su infancia y adolescencia Rockdrigo se nutrió de la tradición musical de la huasteca tamaulipeca y del rock en lengua inglesa, por la cercanía con la frontera estadounidense. Luego de escuchar a Bob Dylan aprendió a tocar la armónica[1] y a reafirmar los conocimientos que obtuvo de guitarra con clases privadas. Sus constantes viajes tanto a los Estados Unidos como al Distrito Federal nutrieron sus preferencias artísticas e influencias.

Conocía la obra del antropólogo Sir James George Frazer, del psicólogo suizo Carl Jung y tenía un gran conocimiento de literatura universal, además de una gran afición por ciertas manifestaciones de la cultura popular mexicana (era un comprador frecuente de los cuentos de La Familia Burrón, gustaba de los artistas callejeros y, por supuesto, conocía la obra de Chava Flores). Fue además, un gran admirador de la obra de Octavio Paz en su juventud. Siempre tuvo una afición por la psicología, la cual estudió por un breve tiempo en la Universidad Veracruzana en Xalapa.

Hacia 1977 viajó a la ciudad de México a tocar en bares y cafés, donde se avecindó hasta su muerte. En un principio sobrevivió cantando canciones suyas o de otros en las calles de la ciudad “al estilo inglés” pues, según sus propias palabras, tenía interés en “ver qué pasaba, a nivel vivencial, siendo músico callejero”. Poco a poco se fue ganando el aprecio de la gente y comenzó a desarrollar una obra propia a partir de las experiencias de la calle.

Con el tiempo logró trabajar al lado de Javier Bátiz en un bar de la glorieta de Insurgentes llamado Wendy’s Pub, alternando con muchos grupos, entre ellos el legendario Grupo Dama. Fue ahí donde lo conoció el crítico de rock y escritor José Agustín, quien escribió una nota laudatoria sobre él en el diario Unomásuno, en la que declaraba: “si ya hay en el rock de México quien domine a la perfección la técnica, la cadencia y el ritmo junto con un talento para componer canciones que retraten nuestra realidad a la altura de nuestros grandes compositores como José Alfredo Jiménez o Chava Flores, no puedo más que decir que, de entrada, con Rodrigo González tenemos un rock más complejo, crítico e inteligente… aquí está naciendo el rock mexicano…”

Al principio muchos músicos reprobaban “la clara imitación” de la imagen y sonido de Bob Dylan que hacía Rockdrigo pero, a la larga, la figura del músico tamaulipeco ha permanecido en el recuerdo colectivo de los músicos de la escena subterránea en México por sus propios méritos.

Fallecimiento

La última presentación que realizó fue horas antes del fatídico suceso, en ocasión del primer aniversario del periódico La Jornada. La vida de Rockdrigo llegó a su fin con el terremoto del 85 en la capital mexicana. Su departamento estaba ubicado en un edificio de la calle Bruselas (número 8), en la colonia Juárez. El espacio que ocupaba su edificio hoy es un estacionamiento, frente al Café de los Psicólogos y al lado de la Plaza Giordano Bruno).

“El 19 de septiembre, en la tarde, María Guzmán, en Radio Educación, me decía que al parecer había caído el edificio de mi tocayo. A través de Pepe González Márquez voceamos a todos los ‘rupestres‘ y demás músicos amigos para que se reportaran a la estación. Al poco tiempo Alain Derbez encontraba su cuerpo inerte. Esa noche llegamos a la Limar (Liga Independiente de Músicos y Artistas -creo-) en espera del ataúd. Llegué con Beto Ponce; recuerdo ahí a Cecilia Toussaint, devastada. Ya entrada la noche supimos que, como premonitoriamente lo dijo: ‘Si alguna vez has estado al revés/sabrás muy bien a qué huelen tus pies’, descansó con los pies en la cabeza y la cabeza en los pies”.

Mitos sobre Rodrigo

Tras su muerte, Rodrigo se volvió una figura emblemática para la escena musical underground en México, debido a la originalidad de su obra (escasa, por la brevedad de su vida), que es comparada con la de Chava Flores, pues constituye un reflejo de la vida cotidiana de las clases pobres en México. Dado el sentido trágico de la muerte de Rockdrigo, se ha formado a su alrededor un mito urbano muy similar al que se originó en Argentina tras la muerte del rockero Tanguito, quien también falleció en “el punto máximo” de su carrera artística. A Rockdrigo se le atribuye toda una serie de acciones que nunca realizó, producto de la fantasía de sus adeptos, pero también, sin duda, con un fondo de verdad.

  • 1. “Rockdrigo murió en el Edificio Nuevo León.”

Realidad: Rockdrigo vivió en el edificio de Bruselas 8. Sin embargo, debido a una serie de anomalías, corruptelas y omisiones del gobierno , el desastre del Edificio Nuevo León a la larga resultó emblemático, dado el elevado número de muertos y damnificados y la muy socorrida versión de que la catástrofe se pudo haber evitado -una serie de crónicas al respecto puede encontrarse en el libro Nada, Nadie. Las voces del temblor, de Elena Poniatowska-. un año antes del terremoto se dice que nacio un hijo suyo de nombre Peewelf Gonzalez, producto de una relacion con una modelo Turka.

  • 2. “Rockdrigo es el único rockero que se ha parado en Bellas Artes.”

Realidad: Rockdrigo estuvo en el Palacio de Bellas Artes, en el año de 1977, cuando no era del todo un músico rockanrolero, presentando una suite titulada Yo no juego, al lado de su amigo Gonzalo Rodríguez y otros músicos, durante un encuentro de Narrativa Joven, acompañando los textos del escritor de la onda Jesús Luis Benítez “El Búnker”. De ahí a que sea el único rockero que se halla a un mundo de distancia, pues ahora es común encontrar en el cartel del Palacio de Bellas Artes una amplia oferta cultural.

  • 3. “Rockdrigo era drogadicto.”

Realidad: González tuvo un periodo creativo a partir del momento en que disminuyó su consumo de marihuana, después de un viaje que realizó en compañía de su pareja Francoise Bardinet a Francia y se dedicó a hacer ejercicio, a componer y a hacer planes para lanzarse de lleno a la escena musical.

Sería posible y deseable llevar a cabo un análisis de este mito urbano, aunque nadie se ha dedicado a hacerlo con la disciplina y capacidad necesarias. Esta particular mitología, por otra parte, tiene como base una serie de preguntas incontestables: ¿Cuál hubiera sido el desarrollo de la obra musical de Rockdrigo de no haberse cumplido su trágico destino? ¿En vida, cuánto tiempo le habría tomado obtener el reconocimiento que merecía?

Obra

Discografía

Tras su muerte, se editaron cuatro discos con algunas de las canciones que grabó (a partir de dicha cinta y algunos demos y presentaciones en vivo).

Participaciones

Participó, en 1983, en el disco Radiocomplacencias, de Javier Bátiz, con el tema Blowin’ in the Wind.

Filmografía

Rockdrigo participó en dos películas:

Documentales sobre Rockdrigo

  • No tuvo tiempo. La hurbanistoria de Rockdrigo (Rafael Montero, 2003. Documental con entrevistas a amigos y familiares de Rockdrigo.)

Homenajes

Algunos músicos de su generación, como Arturo Meza, Carlos Arellano, Rafael Catana y Gerardo Enciso, le prepararon recientemente un disco de homenaje A ver cuándo vas…”. Antes, en 2003 Alfonso Figueroa, el bajista de Santa Sabina, coordinó Ofrenda a Rockdrigo, al lado de los principales exponentes del rock y el ska en México (Santa Sabina, La Barranca, Panteón Rococó, Tex-Tex, Iraida Noriega y Los Rastrillos, Los Estrambóticos, Consumatum Est, etcétera.

En 2005, a veinte años de distancia, hubo un enorme concierto en su memoria en el Zócalo de la ciudad de México.

Legado

La más popular de sus canciones es No tengo tiempo de (cambiar mi vida), una canción que se escucha en muchas partes de México, en la versión hecha por banda Heavy Nopal. La canción es una crítica al capitalismo avanzado y a la noción del “tiempo industrial”.

Tiempos híbridos es una canción que contrapone la hibridez cultural propia de los países latinoamericanos frente al modelo europeo de modernidad e industrialismo. El tema fue escrito hace veinte años, cuando entraba el modelo económico neoliberal en México y estaba muy en boga la idea de una aldea global), que Rockdrigo parodia creando el “Rancho electrónico / con nopales automáticos / con sus charros cibernéticos / y su campesino sideral / en los pueblos esqueléticos”. La canción, como vemos, perpetúa la tradición lírica mexicana de las canciones y poemas con esdrújulas.

Estación del Metro Balderas. Esta canción se considera emblemática de los años ochenta mexicanos, pues Alex Lora la hizo un éxito al utilizar algunas partes de la canción sin autorización del autor, a lo que el tamaulipeco reaccionó, reclamándole “por haberle mutilado la parte freudiana”, mientras Lora respondía: “¡Es para que te conozcan, mi Rockdrigo!”. Hay diferencias significativas entre la versión original y el cover de Lora: en la versión original, una joven mujer es devorada por las multitudes mientras se esfuerza por entrar y salir del vagón; la historia está salpicada de un particular sentido del humor y tiene alusiones a Sigmund Freud; en la versión de Lora, la muchacha se pierde en la multitud y termina prostituyéndose. Podríamos decir que Alex Lora deshizo la canción utilizando apenas la parte que podía venderse con facilidad para un público acostumbrado a la canción fácil y sosa. Actualmente, en los pasillos de la Estación Balderas de la línea 3 del Sistema de Transporte Colectivo (Metro) en la ciudad de México, existe una placa conmemorativa con la letra de la canción inscrita.

Vieja Ciudad de Hierro es un hermoso tema dedicado a la Ciudad de los Palacios, muy en la línea del clásico de Chava Flores Mi México de ayer. En Rockdrigo, sin embargo, no sólo hay una añoranza por un México que se pierde en el recuerdo: subyace en esta canción un discurso crítico acerca del fenómeno del centralismo político, que deriva en el caos ordenado de la metrópoli mexicana: sobrepoblación, competencia, contaminación, etcétera.

Dejó González, además, algunas grabaciones que están por ser rescatadas en los años venideros: Rockdrigo en el Café de los Artesanos, único testimonio del músico interpretando sus canciones en vivo, interactuando con el público; Los demos de Pepe Návar (son 67 temas que Rockdrigo entregó a José Xavier Návar cuando éste era parte del staff de la disquera WEA); Rockdrigo en Radio Mexiquense (un recorrido por su repertorio, además de una entrevista muy larga a Rockdrigo en la Radio del estado de México.)

Uno de sus cuadernos con poemas, textos breves y cuentos fue publicado por Ediciones Pentagrama en 1999. Fausto Arrellín, guitarrista de Rockdrigo, comentó en entrevista para los editores del sitio oficial de Rockdrigo que, tras el terremoto, se perdió un cuaderno con cerca de 300 temas que el músico le había mostrado en una de sus múltiples sesiones de ensayo, preparando lo que sería el Grupo Qual, banda de soporte de Rockdrigo cuando se le presentaban muchas y muy buenas oportunidades.

Sus canciones son continuamente tocadas por intérpretes callejeros en los vagones del Metro y en los autobuses suburbanos. La clasificación que se ha hecho tradicionalmente en México de la música de Rodrigo González lo asocia más con el denominado rock urbano, dada la temática de sus canciones y de que muchos “urbanos” han tomado a Rockdrigo como un héroe. Sin embargo, siendo estrictos, la música de Rockdrigo está más apegado al folk, al blues y a la denominada canción de protesta.

Hace poco el neozapatismo lo reivindicó, en uno de los cuatro discos de apoyo al Frente Zapatista de Liberación Nacional, como “un profeta de nuestros tiempos híbridos”.

El grupo originario de Monterrey El Gran Silencio adoptó ese nombre en honor a la canción homónima de Rodrigo.

El profesor Mark A. Hernández, de la Universidad Tufts de Massachussets, está por publicar este año un trabajo titulado Chronicles of Mexico City Life: The Music of Rockdrigo González, una actualización de su anterior trabajo rockdriguiano: Rockdrigo González: Musical Lanscapes of Mexico City. Nota al respecto (29/junio/2007):

  1. “Y pues así paró a Alejandro Lora… Sí, cuando tocábamos en lo de los rupestres a finales de 1984, cuando hicimos eso de los rupestres en el museo del Chopo, le dijo: “Ándele, ¿eh?, ya sé que andas tocando mi canción, ¿eh?” y te digo porque estábamos así, ¡sorprendidísimos! ¡Le hablaba así al Lora!. Entonces le dice Alejandro: “¿Qué pasó, qué pasó, mi Rodrigo?” “¿Pues qué pasó contigo?, si estás tocando mi rola siquiera di que es mía…” Y el otro ya nada más le dice: “No, pues ¿qué pasó Rodrigo? Si es para que te conozcan, mi Rodrigo…” Fausto Arrellín en Historias de concreto.
Anuncios

5 comentarios to “Rockdrigo González”

  1. les mando un abrazote en agradecimiento a su perfil, soy betoponc…

    felicidaes x su amplio trabajo d recopilación, ser amigo de Rockdrigo y con el único rupestre con el se dio d golpes en serio siento haberlo querido más que muchos otros colegas pero además, esta falta de perspectiva imparcial hacia él, por motivos periodísticos es un defecto que intento aterrizar en honor a la verdad histórica.

    Hay detallitos el texto que obviamente no pueden solayarse, pocos… Para mí es obvio que Metro Balderas es su rola más famosa (No tengo tiempo es un rolón y otras me gustan incluso más), aunque por estar allí en la misma estación del metro su placa honorífica con la letra de una baladita muy bien hecha (tiene hasta 12 acordes de cambios, su coro pegajoso y descarga final con huapangorock), pero además haberla cantado como reggae rápido Alex Lora del Tri, en el disco Simplemente 1984 en WEA y cofirmar su autoría, resulta la d mayor difusión. Lora llamaba a Rockdrigo REDROGO, además, y también compuso una pieza sobre el temblor pero ya no lo mencionó, hubiera sido muy obvio dijo Lora a Playboy México en 1993.

    Me gustaría comentar puntuamente estas y otras nimiedades, pero quedaría si no mejor al menos apegado a “la verdad” el texto aquí mostrado que me ha gustado bastante, sobre todo porque todos vamos envejeciendo y miramos el pasado con grandeza pero no es así, Rockdrigo siempre joven debe frenar aquella maginificación pues lo cierto es que Lora sólo cantó esa Metro Balderas diciendo otra historia como le dio su gana y no hubo otras piezas más de Rockdrigo q cantara él.

    Ess la historia. Además pronto vendrán unas cimtas perdidas d sus canciones escritas y en viva voz d Rockdrigo q se hallan en posesión d Pepe Návar, x lo q antes del 2010 habrá todavía + q decir d él. saludos rupestrinos con aromas Nina Galinda numero 9 perfumadita, su cuate—

    Roberto Ponce en robbieponc@hotmail.com
    bob en hi5 (http://miqueridobob.hi5.com) , betokkikke en YouTube et ec + y
    si se comunican conmigo para comentar puntualmente mis rollos,
    tal vez sí resulte un trabajo más concluyente (?), Muy pero muy AAtte—

    beto ponce (56362011- con asistente llamada Niza) (celu 0445554337629) y correo espectaculos@proceso.com.mx

  2. “rupistriando alpiste…”
    atención culebras!!!
    danzón dedicado a quienes gustan del regattón rupestre dedicado al REDROGO González y narcos q lo acompañan….!!! Inspirado en los diputados q prohiben fumar y sin embargo ganan 100 millones d pesos diarios por vender cigarros d tabaco sin poner letras adivirtiendo q el cigarro da cáncer y no hay medicinas q el ofrezca el gobierno para curar el cáncer, pero siguen vendiendo sus cigarros y ganando Hacienda 10 pesos por cajetilla, no es peor eso q las drogas q venden los narcos, jajajajaja… Regatón pues a los transas polacos…

    “No estoy loco”

    NOOOOOOOOOO…

    no estoy loco señor

    se lo puedo demostrar

    yo soy fulano de tal

    y vivo en aquel lugar—

    también traigo pantalones

    camisas y hasta zapatos

    me gusta eructar canciones

    y dibujar garabatos—

    mas, si acaso usté aun duda

    yo le nombro otra cosa

    aquí enfrente está mi compu

    y arriba Freud en un retablo,

    dos pisos, cuatro paredes,

    y en Chilapa- Pablo,

    (papapapapapapa pablo)

    adentro peliando traigo a mi carnal el diablo

    con cristo en la rama dorada aullando gatopardos—

    …tu hermana mi novia
    y tu abuela fea y achacosa…

    pero si tirando aceite

    se me estropeó un vil regatonic,

    su mercé, mío es el deleite

    y usté se exhibe si exhibe.

    sea voyager o espútnik

    o elpedo q +lo cohíbe—

    yastáesha la mashaca

    siéntese pa q le entre el temblor,

    no haga dólar de alharaca

    q la no epitafia da dolor

    y su piña vilvil puranaca—

    (((( aquí tempo troppo loco
    el repristrión se acelera…))))
    ))))
    calmado venado y si estoy loco
    es a causa d su impertinencia

    meto mi praupérrima ciencia
    no paro, sufro incontinencia

    locosiéstoyperomusho
    peco mucho pero no d a poco—

    traiga al juez d turno
    y locolocolic dictesentencia,
    q me juzguen putistransas
    limpia tengo mi insconsciencia,
    y tu límpiate el buche d miel
    daveja
    —d oveja es mi piel y escencia

    loco sí, ladrón ni maiz
    + tengo decencia,
    loquillo t pico los ojos
    la mente y bolsillo

    poq + locotes quienes yerran
    sin salir con chica herencia
    y se quedan en el yerro
    a yer muere el q mata fierros

    solo judas teme teme teme
    tomacacotomatoma tu camote
    fresco poblano q t pesco
    el ano sigo mejor otro año
    yo lycos locos como cabra en jalowín
    foreveryoung pero yo win win win

    -ya lo demostraré en la audiencia–
    y t lo demuestro a ti suciedad
    d la sociedad suexcelencia
    testigos testando mi dicho
    linda audrey tatú y tu insheburro,
    gringo grin grin adolescencia gris gris
    t doy win win win— recuerda vejete q yo
    no q no estaba loco y sí
    sikqsikqsiksizúuuuuu
    si q sí ki sí q si q si q si kki súuuuuuuuu
    yo si estoy loco y tú cara d foca
    no vivo en nin ún lugar
    no vivo en ningún lugar
    aquí sólo vine a predicar
    me gusta eructar canciones
    y hacer hablara los gatos
    ñerovivo en ningún lugar
    ni muero sin antes mear
    gentinizo
    óyelo bien meargentinizo y
    teargentinizo sin mearecerlo tú
    meargentinizo
    tú te argentinizas
    a teargentinizo a webbo
    ella mi angel teen d niza
    ella mi arte y mimisa
    artemisa che mimosa
    xtu culo he d rezar
    q x ti mato papusa
    más mate q el argentinazo
    no vivo en cualquier lugar
    me muero en cualquier lugar
    me muero en cualquier lugar…
    etc
    etc–
    (fade out reggatón rupestre x Rockdrigo)

    (B-p)

  3. la verdad, alex lora tiene lo suyo. yo no se porque quieren hacerlo de menos ante rodrigo gonzales. es mas , el mismo rodrigo le reclama al alex lora lo del metro bandera es porque rockdrigo sentia que tenia a un buen rockanrolero a lado, capaz de superarlo.

  4. saludos al maestro alex lora, por esos años de buen rockanroll mexicano

  5. y la verdad, todos deciariamos que el buen rodrigo gonzalez estuviera con su guitarra cantando hoy en dia. y disfrutar del rock urbano hecho por mexicanos en general.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: